¿Qué es el tracking error?

A la hora de gestionar carteras, toda información es bienvenida.

El tracking error es la medida más destacada para analizar las desviaciones de la rentabilidad de una cartera respecto su benchmark (índice de referencia). A mayor tracking error, gestión más activa y mayor riesgo relativo. Por esto, si el tracking error es alto, habrá menos posibilidades de seguir el benchmark y al contrario. 

¿Cómo se calcula el tracking error?

La forma más común de cálculo consiste en recopilar mes a mes los diferenciales de rentabilidad respecto al benchmark y, calcular la desviación típica que han seguido a lo largo del periodo escogido, que suelen ser de 36 meses. Con esto se obtiene la volatilidad de las desviaciones respecto al índice.

Interpretar el tracking error 

Como en otros indicadores, su interpretación no es estricta, sino que se ha de atender a la coyuntura económica en que nos encontremos. Con esta premisa, puede definirse unos intervalos que sirvan para la interpretación del tracking error. 

  • Entre 0% y 2% : gestión pasiva. 
  • Entre 2% y 5% : gestión con algo más de riesgo pero controlada. 
  • Más del 5% : gestión activa.

Por último, recordar que el tracking error es un indicador que se ha de complementar con otras medidas de rentabilidad. Que sea alto o bajo, no determina una mejor o peor gestión si no se contextualiza. 

 

El equipo de Intermoney en colaboración con Fundsfy

Compartir este post

Start typing and press Enter to search