Mercados financieros | Enero

Enero mantenía el tono positivo de 2019 hasta la segunda mitad en la que la crisis desatada en China por el coronavirus frenaba las subidas y a llevaba al primer mes del nuevo año a cerrar en terreno negativo en la mayoría de las bolsas.

China y la situación de alerta

Las preocupaciones en torno al coronavirus aumentaron progresivamente hasta alcanzar su punto álgido en la recta final del mes debido de la rápida propagación de la enfermedad y el aumento del número de afectados, lo que llevaba a que se tomasen medidas por parte de las autoridades. 

Por ejemplo, EEUU ampliaba a 20 el número de aeropuertos en los que los viajeros procedentes de Wuhan, en China, eran sometidos a controles médicos, al tiempo Rusia cerraba sus fronteras con el gigante asiático. 

El ruido inyectado por el coronavirus se traducía en caídas en las bolsas, lo cual explicaba la búsqueda de refugio por parte de los inversores mediante compras de activos refugio como el Bund alemán a 10 años o los treasuries americanos. 

Habrá que estar muy pendiente de la evolución de esta crisis las próximas semanas.

Bancos centrales, otros de los principales protagonistas 

  • El BCE por su parte anunció una nueva revisión de la estrategia, de la que no había grandes adelantos, pues sólo explicaba que la revisión probablemente llevaría alrededor de un año, adelantando que la revisión se centrará en la inflación y para ello se evaluará la idoneidad de ajustar algunos de los elementos de la estrategia de política monetaria, lo que comprendería la formulación del objetivo de precios y los enfoques necesarios para lograrlo, así como también otros aspectos tales como la estabilidad financiera, el mercado laboral y la sostenibilidad del medioambiente. 

 

  • En cuanto a la FED, se decidió mantener los Fed Funds en el rango 1,5%-1,75%. Más atención despertaba la medida de aumentar la tasa de interés pagada sobre los saldos de reservas requeridas y en exceso hasta 1,6% (1,55% ant.). Una decisión que tenía el objetivo de evitar tensiones ante eldesequilibrio entre la oferta y demanda de reservas bancarias y que, a su vez, rebajaba la presión sobre los tipos de interés a corto plazo.

Tensiones entre EE.UU e Irán, brexit, relaciones internacionales… 

En cuanto al panorama geopolítico, las tensiones EE.UU – Irán eran dejadas a un lado por el mercado ante la ausencia de respuesta contundente por parte del primero. 

El mercado ya ha descontado las potenciales mejoras ligadas a la menor incertidumbre emanada del Brexit y en clave comercial, estando ahora el foco en que los datos confirmen este hecho. Una circunstancia que lleva a que la atención se centre, especialmente, en las referencias industriales. 

En el frente comercial, parece que EE.UU se centrará en mayor medida en adelante con las relaciones con Europa, como ha dejado entrever a lo largo del mes con varios comentarios al respecto.

Compartir este post

Start typing and press Enter to search