Fondos de inversión: qué son y cómo funcionan

fondos de inversión

Los fondos de inversión son uno de los productos financieros más populares entre los inversores que buscan rentabilidad asumiendo un riesgo moderado.

Para sacar el mayor rendimiento es importante conocer en profundidad el mercado en el que operan, los activos en los que se invierten y el funcionamiento del propio fondo. Por eso, vamos entrar en detalle para no dejar cabos sueltos.

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión son, en resumen, Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) que permiten al inversor obtener un rendimiento a través de su aportación individual. Esta puede consistir en un ingreso inicial y posteriores aportaciones adicionales, que se pueden llevar a cabo en cualquier momento.

Podemos describir los fondos como un vehículo de inversión, donde el capital de todos los partícipes, denominado patrimonio del fondo, es invertido en diferentes activos e instrumentos financieros. Esta diversificación permite reducir el riesgo.

¿Qué agentes participan en un fondo de inversión?

En un fondo hay tres (o cuatro)  protagonistas principales:

Agentes fondos de inversión

  • Los inversores, que pueden ser tanto personas físicas como jurídicas. Destinan parte de su capital a un producto de inversión con el objetivo de obtener una rentabilidad futura. Son considerados los partícipes del fondo.
  • La sociedad gestora. Lleva la batuta. Es quien toma las decisiones de inversión, se encarga de escoger los diferentes productos financieros en los que va a invertir el propio fondo de inversión y crear las reglas. Su obligación es presentar toda la información referente al fondo a los inversores. Además, ejerce las funciones de administración y representación.
  • La entidad depositaria. Es la encargada de custodiar el capital invertido. El patrimonio del fondo está depositado en esta entidad. Determina el valor liquidativo, supervisa las funciones de la sociedad gestora y controla los movimientos que se producen en el fondo. Su objetivo: proteger el capital de los inversores.

Es imprescindible que la sociedad gestora y la depositaria sean dos instituciones distintas e independientes.

  • La entidad comercializadora. Este papel lo puede ejercer también la entidad gestora. Funciona como un intermediario, distribuye los fondos a través de diferentes vías, plataformas, entidades bancarias, etc. Por ejemplo: Fundsfy. Nosotros seleccionamos los fondos con mayor potencial de revalorización en medio y largo plazo y los comercializamos desde la app, simplificando el proceso de selección para el inversor.

¿En qué invierte un fondo de inversión?

Los fondos invierten el capital aportado por los partícipes en una cartera conformada por diversos instrumentos financieros. Aunque, a criterio de la entidad gestora y en base al comportamiento de los mercados, la cartera puede ir rotando. Siempre siendo fieles a la política de inversión establecida en el reglamento del fondo.

Por ejemplo,si se trata de un fondo perfilado de riesgo bajo el peso de la renta variable en la cartera del fondo estará limitado y no se podrá superar en ningún momento. Lo mismo ocurre con el resto de activos, la sociedad gestora establece límites a su ponderación con el objetivo de mantenerse fiel a sus bases.

La cartera puede estar conformada por instrumentos de renta fija, variable o una combinación de ambas y en algunos casos se puede recurrir también a derivados financieros, materias primas o activos inmobiliarios.

¿Cómo elegir un fondo?

Una de las mayores preocupaciones del inversor principiante es elegir un fondo de inversión, para ello, es necesario tener nociones básicas sobre conceptos financieros. Para valorar un fondo de inversión será imprescindible:

  1. Saber qué tipo de fondo es y de qué está compuesta su cartera.
  2. Conocer el grado de riesgo al que está sometido.
  3. Calcular los costes y comisiones que tendremos que asumir.
  4. Analizar su evolución hasta el momento y previsiones futuras según las tendencias del mercado

Ventajas de invertir en un fondo vs invertir en bolsa

La primera diferencia reside enlos conocimientos financieros requeridos. Mientras que un individuo que invierte en bolsa necesita conocer el mercado, prever comportamientos y tener un bagaje bursátil elevado, alguien que opta por los fondos de inversión puede delegar el análisis de la situación del mercado en gestores profesionales.

De este modo, si invertimos de forma colectiva, dejamos nuestro capital en manos de un equipo de gestores especialistas en diferentes materias de inversión que escogen los activos más interesantes del mercado. Solamente tendremos que preocuparnos de elegir una cartera que se ajuste al riesgo que estamos dispuestos a asumir y decidir el momento en el que queremos retirar la inversión.

Otras de las ventajas interesantes es quela mayoría de los fondos de inversión llevan a cabo una amplia diversificación con la finalidad de hacer una gestión adecuada del riesgo. Además, lascomisiones del fondo están preestablecidas, se conocen a priori, mientras que los costes de la compraventa directa en bolsa están sujetos a unos costes variables.

¿Cómo contratar un fondo de inversión?

El proceso de contratación de un fondo es sencillo.

El inversor se encarga de escoger el fondo que más le interesa y decide comprar participaciones de este. El precio de la participación viene determinado por el valor liquidativo, calculado a través de la división del patrimonio total del fondo entre el número de participaciones. Este valor liquidativo se calcula diariamente y está supeditado al comportamiento de los mercados durante esa  jornada.

Todos los inversores pueden comprar y vender participaciones del fondo en el momento que lo deseen.

Ventajas de los fondos de inversión

  • Seguridad. Los fondos de inversión comercializados en España deben estar registrados en la CNMV. Los activos que conforman la cartera del fondo permanecen custodiados por la entidad depositaria. Tanto esta como la sociedad que administra el fondo, la sociedad gestora, están supervisadas también por la CNMV.
  • Flexibilidad y transparencia. El inversor puede comprar y vender participaciones del fondo en el momento que desee, dentro de los plazos acordados, además es capaz de conocer el valor liquidativo en cualquier momento.
  • Diversificación. La cartera de inversión de los fondos invierte en diferentes activos con el fin de no concentrar toda la inversión en un solo instrumento y así reducir el riesgo.
  • Liquidez. Los fondos de inversión son un producto de inversión líquido. Todo dependerá de las condiciones de cada fondo, pero en la mayoría de los casos el inversor es capaz de retirar el capital de su inversión en menos de 5 días si así lo desea.
  • Diferimiento de las plusvalías en los traspasos de los fondos. La declaración fiscal de los rendimientos obtenidos solo se hará en el momento del reembolso, lo que permite a los inversores traspasar la inversión de un fondo a otro sin coste y posponer el pago del IRPF generado hasta que finalmente decida retirar la inversión.
  • Acceso a nuevos mercados.Existe una gran variedad de fondos de inversión que invierten en mercados en desarrollo e innovadores, a los que anteriormente no se tenía acceso. Es el caso de fondos temáticos que invierten, por ejemplo, en robótica o en energías sostenibles.
  • Inversión dinámica. Los fondos están abiertos a aportaciones periódicas alternativas a la inversión principal. Del mismo modo, se pueden realizar reembolsos totales o parciales de una inversión.

Qué comisiones incluye un fondo de inversión

Al contratar un fondo de inversión deberemos asumir unas comisiones por la administración y la gestión de su patrimonio. Tras la aplicación del Real Decreto 1082/2012 presente en la Ley 35/2003, las instituciones de inversión colectiva únicamente pueden aplicar las siguientes comisiones:

  • Comisión de suscripción*. Hace referencia al momento en el que el inversor contrata un fondo. Esta comisión es cobrada por la entidad gestora a través de un porcentaje, que variará en función del capital invertido.
  • Comisión de reembolso*. Se aplica directamente al inversor en el momento que decide retirar su inversión . También se deduce en forma de porcentaje.

*La suma de los porcentajes de la comisión de suscripción y de reembolso no pueden superar el 5%. De todos modos, estos dos costes no son comunes en los fondos comercializados actualmente en España.

  • Comisión de gestión. Esta comisión es cobrada de forma implícita por los servicios que realiza la entidad gestora, viene deducida en el valor liquidativo. Puede ser cobrada según: el patrimonio invertido, el rendimiento obtenido e incluso por ambos casos.
  • Comisión de depósito. Esta comisión es cobrada de forma implícita por la entidad depositaria por la custodia de los valores y de la liquidez del fondo.
  • Comisión de transacción o de corretaje. Comisión generada por la compraventa de los activos de la cartera del fondo. También es implícita.

Si quieres saber más y estás interesado en invertir en de fondos de inversión descárgate Fundsfy. En nuestro marketplace  encontrarás una ficha con toda la información detallada, para que tomes las mejores decisiones financieras.

Descárgate Fundsfy

Compartir este post

Start typing and press Enter to search