10 excusas clásicas para quiénes no invierten en su jubilación

Como ya os venimos diciendo, ¼ españoles tienen contratado un plan de pensiones con la intención de complementar su jubilación con los ahorros de los que dispone o simplemente para salvaguardar su economía doméstica en caso de sufrir una incapacidad a raíz de un accidente o una enfermedad. 

Siempre nos preguntamos cuándo es el mejor momento para empezar a ahorrar o invertir en un plan de pensiones. Los expertos indican que es mejor hacerlo antes de cumplir los 45 años, pero la realidad es que en su mayoría se han contratado después de cumplir los 50. 

Lo retrasamos poniendo excusas y la realidad es que, además de ser necesario nos aporta beneficiosas deducciones fiscales. 

¿Quieres saber las principales excusas de los que no se plantean su futuro? 

Aquí te dejamos las más sonadas:

1. “Soy muy joven para pensar en eso”.

Esta es la excusa por antonomasia de los españoles de entre 35 y 45 años, ya que les parece un proceso engorroso y tienen una mentalidad más cortoplacista de su jubilación.   Sin embargo, los expertos ponen de manifiesto que cuanto antes se empiece a ahorrar, mejor será nuestra situación ya que dedicar el 10% de los ingresos en la década de los 30 al ahorro, ayudará a que las aportaciones posteriores no tengan que multiplicarse por dos o tres en la madurez.

2. “Soy demasiado mayor para contratar un plan de pensiones”.

En este caso, aunque ya hemos mencionado que los expertos recomiendan contratar un buen plan de pensiones  a los 45 años, nunca es demasiado tarde para pensar en la jubilación. Lo único que deberemos compensar las aportaciones con un mínimo de inversión más alto para obtener los mismos beneficios. 

3. “Es imposible ahorrar en esta crisis”.

Ante esta te decimos que precisamente por la incertidumbre económica en la que nos encontramos, nos vemos en la necesidad de ahorrar ahora. Una de las mejores formas de crear certidumbre a nivel financiero es contratando un plan de pensiones para poder anticiparnos cuanto antes. 

4. “Tengo un negocio que va bien y no me hace falta ahorrar porque tengo liquidez suficiente”.

Hay que tener un plan B ante la posibilidad de que la situación empeore y el negocio cierre. Debemos ser previsores y que mejor que con un plan de pensiones.

5. “Invertir me parece muy arriesgado”.

Algunos casos sonados en los medios de comunicación como las preferentes nos han puesto en alerta en cuanto a las inversiones, ya que nos da miedo poner en juego el dinero del que disponemos. No obstante, el mayor riesgo es no hacer nada con los ahorros. Al final estás perdiendo dinero si no mueves de alguna forma el dinero. 

6. “No sé nada de inversiones”.

No hace falta disponer de una carrera en económicas para invertir pero si aún así no estás seguro de dar el paso, en Fundsfy podemos ayudarte. En nuestra plataforma de ahorro vas a encontrar toda la información necesaria de cada producto y videos explicativos de los mercados para que te resulte más fácil invertir. Además, tienes a tu alcance un equipo formado que puede ayudarte a entender cualquier cosa.

7. “No puedo pensar en eso ahora mismo. Tengo otras preocupaciones”.

Este es uno de los argumentos de quienes están demasiado ocupados con el día a día y en el medio plazo, pero se olvidan del largo plazo. Y esto es un error. Nunca va a ser buen momento para comenzar a ahorrar para la jubilación pero lo cierto es que ese es el instante idóneo. Ahora. 

8. “Voy a heredar por lo que no me hace falta ahorrar”.

Confiar nuestro futuro a una posible herencia es de ser ingenuo porque, si el pariente acaudalado enferma y debe disponer de su propio dinero, o no enferma jamás y vive mucho más tiempo del que creíamos, nuestro futuro se esfuma. Lo mejor es tener una red de seguridad, un plan de pensiones, por si las cosas se tuercen. 

9. “Mi hipoteca está pagada, no necesito ahorrar”.

En nuestro día a día, tenemos gastos más allá de la hipoteca, muchas veces imprevistos. Por lo que debemos disponer de un pequeño colchón que nos permita salvaguardar la situación, y no tener que vender el inmueble a la primera de cambio. Eso de no poner todos los huevos en la misma cesta. 

10. “Pienso trabajar hasta el final”.

Este pensamiento está muy bien pero nuestro cuerpo puede que no nos lo permita. Conforme avanzamos en edad, las dolencias se hacen notar y no sabemos si en un futuro próximo seremos capaces de trabajar, por muy sencillo o placentero que pueda ser nuestro empleo. ¿La solución? Un plan de jubilación será lo mejor en estos casos.

 

Si leyéndolas, te suena que has mencionado alguna de ellas o incluso varias, te recomendamos que superes esa fase de poner excusas y pases a la acción. ¿Cómo? ¡Muy fácil! Descárgate ya Fundsfy y echa un vistazo a los planes de pensiones que hemos seleccionado. 

 

¡Además con Fundsfy puedes hacer un seguimiento de tus inversiones desde cualquier parte!

 

El equipo Fundsfy

Compartir este post

Start typing and press Enter to search